Compartir carro cuando viajas, ¡Una buena idea!

El carpooling consiste en compartir un carro particular con varias personas que van a realizar el mismo trayecto, dividiendo los costos del desplazamiento entre todos los viajeros.

Todos en el mismo carro

¿Qué ventajas tengo al compartir mi carro o al viajar en el carro de otra persona?

Reduce tus gastos

Como conductor vas a disminuir tus costos de desplazamiento (principalmente gasolina y peajes) hasta en un 85% al dividirlos con los demás viajeros que te acompañan.

Como pasajero puedes ahorrar hasta un 75% en comparación a las tarifas de transporte público intermunicipal.

Tu billetera estará más alegre y podrás destinar ese dinero para tus gastos personales o para llevarle un presente a quienes te están esperando en tu destino.

Encuentra siempre un cupo

Muchas veces no es fácil conseguir un cupo en el transporte público, especialmente en los puentes o en las épocas de temporada alta (semana santa, semana de receso, navidad, año nuevo, ferias y fiestas en las distintas ciudades). Los procesos de reserva y compra de estos pasajes pueden ser engorrosos e incluso muchas veces debes hacer largas filas en la terminal de transporte.

Compartir carro ayuda a solucionar este problema: puedes publicar tu viaje o reservar tu cupo desde la comodidad de tu hogar y llegar al sitio de encuentro sin hacer filas.

Entre más seamos los que compartimos nuestro carro, más posibilidades tendremos de encontrar cupo para viajar en temporada alta.

Llega más rápido a tu destino

Un carro particular generalmente avanza más rápido que un bus intermunicipal o una flota (como se conoce en algunas regiones del país), además ocupa menos espacio. Si todos compartiéramos el carro en nuestros desplazamientos dentro y fuera de la ciudad, la cantidad de vehículos en las vías sería menor, lo cual se traduce en más espacio para circular y menos tiempo en llegar al destino.

Colabora con el medio ambiente

La responsabilidad de un mejor planeta es de todos: Compartir el carro reduce las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) al aire, las cuales son las principales causantes del calentamiento global. Al consumir menos gasolina estamos disminuyendo el consumo de energías no renovables como el petróleo.

Por último, se reduce la contaminación al usar un solo carro en vez de cuatro o cinco, con lo cual mejoramos nuestra salud.

Colabora con el medio ambiente

Mejora tu calidad de vida

Un conductor que viaja acompañado se estresa menos con los inconvenientes de tráfico que pueda encontrar en el camino, el hecho de socializar durante el trayecto y reducir la cantidad de automóviles en carretera (como consecuencia de compartir carro) permite a los conductores y pasajeros tener un viaje más relajado y agradable.

Viaja más cómodo

Las sillas del transporte público han sido diseñadas para uso frecuente, por tanto son resistentes y menos cómodas. Las sillas de un carro particular están diseñadas para entregar la mayor comodidad y seguridad posible a sus ocupantes.

Cada silla de un avión o un bus puede ser utilizada hasta por mil quinientas (1.500) personas distintas en un año de operación, la silla de un carro particular será utilizada por un máximo de 50 personas en ese mismo periodo.

El carpooling es tu mejor opción

Viaja más seguro

Un conductor que viaja acompañado, sabe que tiene bajo su responsabilidad las vidas de las personas que están en su vehículo. Cuando compartimos el carro es como cuando tenemos visita en casa: somos más respetuosos con nuestros actos, más responsables, más formales e prestamos más atención a lo que hacemos.

Aprovecha el tiempo

Cuando viajas en el carro de otra persona, puedes invertir ese tiempo en otras tareas como leer, resolver ese problema de la universidad que te ha tomado días, plasmar ideas de tu próximo proyecto, trabajar en tu computador portátil o tablet, o simplemente dormir todo el trayecto.

Mejora la seguridad vial

Viajar con otras personas reduce la posibilidad que un conductor se duerma e incrementa su nivel de atención al conducir. Las estadísticas demuestran que un conductor que se desplaza solo tiene mayor probabilidad de estar implicado en un accidente que uno que comparte su vehículo.

Encuentra un sitio de parqueo

Ese momento cuando paras durante el viaje en un sitio conocido para comer y te das cuenta que el parqueadero está lleno, pero el establecimiento no. Si te desplazas en la ciudad, el escenario puede ser similar, sea en la oficina, un restaurante o un centro comercial. Si van al menos cuatro personas en el mismo carro, seguro quedarían más espacios disponibles en el estacionamiento.

Lleva a tu mascota a todas partes

Aunque no todos los conductores de automóviles estén de acuerdo en transportar mascotas, igualmente pasa con los señores de los buses, busetas, vans, kia y similares. Muchos conductores están dispuestos a llevarte con tu mascota en su carro, y lo mejor: pagas solo un cupo (a menos que tengas un San Bernardo).

Asiste a los eventos que quieras

Cuando quieres ir a un concierto a las afueras de tu ciudad pero no hay transporte público que te lleve hasta allá o tienes tu vehículo y te cuesta más la gasolina y el peaje que la entrada al evento, compartir carro también es la solución económica, segura y fácil.